CREADOS EL UNO PARA EL OTRO.

17 10 2007

¿Cuantas veces le pidieron a Adán que volviese a contar la historia? ¿Cuantos de sus nietos (especialmente sus nietas) le rogaron que les volviera a relatar cada detalle de la primera vez que vio a Eva? ¿Acaso podemos culparlos? ¿No crees que también te encantaría escuchar la historia de sus propios labios? Seguramente, los descendientes solteros de Adán no podían resistir la tentación de importunarlo para sacarle información ¿Era algo casi irresistible? Quien estaría mas calificado para contestar sus preguntas sobre el amor que uno de los participantes en el original encuentro de: “El y Ella” Me imagino que una de estas conversaciones se desarrollo de la siguiente manera….. “Cuando la viste por primera vez, ¿Qué le dijiste?”Los ojos del anciano resaltaron de alegría.“Al principio no dije nada”, respondió el. Creo que tropecé sobre una raíz, y ella se rió de mí. A ella le gustaba reírse de mi”.

Soltó la mano de su joven acompañante y se inclino para tomar una piedra lisa que yacía en el camino. Al volver a enderezarse sonrió.Era una sonrisa distraída. Y una sonrisa llena de recuerdos.

La joven muchacha tiro tiernamente de su brazo.

Read the rest of this entry »